jueves, 27 de octubre de 2016

Amigo










Me temo que es menester
 que confieses y aceptes abiertamente que te gustaría tener sexo
 con nuestro amigo "LXIX" 
Pues desde hace tiempo, 
observo que en el trabajo
charlas con Èl más de la cuenta.
 Te muestras interesada con lo que te dice al oído. Veo como tus mejillas se encienden,
 tu respiración se acelera y
 por más que intentas disimular tu excitación 
no lo consigues…  
Sospecho, que al tener intimidad conmigo te muestras tan ardiente que, al sentir mi pene moviéndose dentro de tu cavidad, 
gimes y muerdes la almohada 
para no pronunciar su nombre…
 luego de "hacer el amor conmigo"
 siguen las llamas devorándote y duermes 
buscando en tu sueño a ese amigo nuestro. 
Deseando a ese viril cuerpo
 que abrazaste en aquella su fiesta de cumpleaños. 
Cuando bailaste pegada a su cuerpo.
Y en mas de una ocasión aprovechando la cadencia de la sensual música,
acariciaste ese gran bulto 
que crecía amoroso al contacto con tus muslos
 y al disimulado roce de tus dedos.
 Lo sé, porque en  más de una ocasión cuando duermes, te has tocado el bajo vientre
murmurando ese nombre. 
Y para estar seguro, cuando estas dormida te pregunto: 
_ ¿Es LXIX con quien sueñas?
 Y tú, con sonrisa idiota asientes con la cabeza.
 _ ¿Qué estás haciendo con él? 
_ Estoy cogiendo cielo…



No hay comentarios:

Publicar un comentario